Buscar

Cómo proteger la información del trabajo desde casa

El aumento en el número de usuarios que trabajan desde casa ha sido exponencial, esto ha puesto en evidencia las vulnerabilidades que existen al trabajar de manera remota si el usuario no es capaz de identificar los riesgos y cómo evitarlos.


A continuación encontrarán 4 sencillas pero útiles recomendaciones para proteger la información del trabajo desde casa:


Aislar la red laboral de las de uso personal en nuestro hogar


En cualquier router o modem existe la posibilidad de crear diferentes redes SSID (Service Set Identifier por sus siglas en inglés), son configuraciones muy sencillas pero pueden variar dependiendo del equipo que se tenga. Es importante tener un identificador destinado para los aspectos laborales que nos permita aislar el segmento donde trabajamos de las redes donde se presentan nuestras actividades personales como ordenadores personales, teléfonos celulares, televisores, videoconsolas, etc.


Actualización de aplicaciones y del sistema operativo


En las empresas, el directorio activo es el que se encarga de gestionar una infraestructura segura manteniendo actualizado el sistema empresarial. La situación en el hogar es diferente, el usuario tiene la obligación de ejecutar e instalar las actualizaciones de las plataformas que utiliza cada día para proteger su equipo y la información que ahí contenga.


No prestar el equipo


Se recomienda no prestar el equipo a nadie, ya que las personas que lo utilicen podrían ser víctimas de trampas de ingeniería social o dar clicks inconscientes que comprometan la integridad del equipo.


Separar aspectos laborales y sociales


Además de aumentar la eficiencia, es importante que los usuarios mantengan un límite entre los intereses sociales y el equipo de trabajo porque la descarga de diferentes programas de interés personal podría vulnerar el sistema informático.